info
Gracias por visitar nuestra web.

RADIOFRECUENCIA FRACCIONAL

RF SUPERFICIAL Y CON MICROAGUJAS

ES EL TRATAMIENTO DE ELECCIÓN PARA RENUVENECIMIENTO, POROS, TEXTURA Y CALIDAD DE LA PIEL.
El Rejuvenecimiento Fraccionado Profundo es un tratamiento subablativo que estimula la actividad de las células que se encargan de producir las fibras de colágeno, y elastina, tensando, reafirmando, suavizando y devolviéndole brillo a la piel, mejorando así las arrugas, la textura, calidad y flacidez de las pieles envejecidas, cicatrices profundas de acné, poros dilatados, aclara manchas y hasta estrías blancas. Los resultados son inmediatos y progresivos. Trata la piel por debajo de la superficie, produce miles de impactos de luz que dan calor a un área, sin afectar la zona que la rodea. Estimula la cicatrización natural del cuerpo y de éste modo reemplaza la piel dañada por piel sana (Rejuvenecimiento 3D).
Es un tratamiento que se puede realizar en cualquier época del año, ya que la recuperación es rápida, una sesión dura aproximadamente 30 a 40 minutos. Se puede producir una ligera inflamación tras la sesión, que remite a las pocas horas. En un plazo de 24-48 horas puede regresar a su vida social y laboral habitual (algunos tipos de piel, pueden reintegrarse de inmediato con maquillaje), manteniendo unos cuidados básicos de fotoprotección solar e hidratación de la zona de tratamiento. En los tratamientos donde está indicada la aplicación de más intensidad, con mayor inflamación y eritema, es posible que la recuperación demore unos días más. Los resultados son visibles desde la primera semana y van aumentando durante las 4-6 semanas posteriores. La duración de los efectos irá en función del grado de las lesiones tratadas y del número de sesiones recomendadas, pero serán de larga duración ya que producimos formación de nuevo colágeno y elastina.
Se deben analizar posibles contraindicaciones y situaciones especiales de cada paciente:

Marcapasos o desfibrilador interno o cualquier otro implante eléctrico en el cuerpo, implante permanente en la zona tratada como placas de metal y tornillos, o una sustancia química inyectada. Historia de cáncer de piel, o cualquier otro tipo de cáncer, o lunares malignos. Embarazo y lactancia. Sistema inmunológico debilitado debido a enfermedades como el VIH, o el uso de medicamentos inmunosupresores. Antecedente de herpes recurrente en el área de tratamiento (se puede indicar un tratamiento profiláctico). Cualquier lesión activa en el área de tratamiento, como úlceras, eccema, y erupción. Historial de queloides y cicatrices hipertróficas. Antecedentes de coagulopatías o uso de anticoagulantes. Lifting facial o cirugía en los párpados (si se realiza tratamiento periorbital) dentro de los tres meses anteriores. El uso de fármacos antiinflamatorios no esteroides (por ejemplo, ibuprofeno) una semana antes y después de cada tratamiento. Tratamiento sobre tatuaje o maquillaje permanente. Pieles curtidas excesivamente por el sol, cabinas de rayos UVA o cremas bronceadoras en las últimas dos semanas.

MICROAGUJAS
RF EN ACNE
Láser CO2
Hiperhidrósis